Aventura!

Notas del director

He escrito Aventura! porque estoy enamorado de mi mujer y de mi hijo, y de mis amigos y de mi familia, y de la gente con la que trabajo, y de mis vecinos, y de los camareros y de las funcionarias del Ayuntamiento de Madrid con las que me río de todo cuando voy a pagar las multas que me llegan por no haber pagado el impuesto de la basura. No quiero emigrar ahora, porque mi hijo empieza la guardería el lunes que viene. Ahora no. He escrito Aventura! para poner en el escenario los fantasmas que me produce esta crisis.

Aventura! cuenta la historia de seis socios de Barcelona que tienen una empresa que no va mal pero que al recibir una oferta de compra por parte de una empresa china deciden dejarse de tonterías y vender por lo que pueda pasar. El problema es que no venden la empresa, sino que acaban vendiendo a una de sus socias.

La crisis me preocupa como a todos, pero lo que realmente me preocupa es si tendremos la inteligencia colectiva y la capacidad comunitaria de gestionar esta crisis. El problema no es solo económico. Es sobre todo ético-ideológico-político. El problema es la pérdida de soberanía. El secuestro que se está haciendo de la democracia. La cobardía que se está apoderando de nosotros. El problema es el “sálvese quien pueda” y la desorganización. Y Aventura! trata de eso.

En Aventura! he volcado los fantasmas y la angustia que me produce la realidad social que estamos viviendo. Lo he hecho a través de un grupo de socios que también son amigos. Y aunque son solo seis, como en los experimentos de laboratorio lo que pasa a escala pequeña se puede extrapolar a toda la sociedad.

Este proyecto ha nacido junto a T de Teatre. Con Delicadas nos encontramos y Aventura! es nuestra segunda aventura. Espero que mucha gente diga que hemos hecho una comedia y otros una tragedia, y otros una tragicomedia. Espero que esta obra sirva para que la gente hable mucho después de la función. Que sirva para abrir las vías de la comunicación y el sentido de comunidad.

En Aventura! los personajes están atenazados por el miedo y acaban haciendo algo que “nunca harían”. Creo que nuestra mayor fragilidad es el miedo, y esta obra intenta reducirlo poniendo delante de los ojos un fantasma colectivo: “el de convertirnos en esclavos”.

Alfredo Sanzol

© 2017 Aventura! T de Teatre. Powered by Wordpress.

Web Concept by Runroom Runroom